El control de gestión y la contabilidad

El control de gestión y la contabilidad son dos funciones esenciales en la administración de una empresa. Aunque son áreas distintas, están estrechamente relacionadas y se complementan entre sí para proporcionar información valiosa y respaldar la toma de decisiones estratégicas.

¿En qué consiste la contabilidad?

La contabilidad se encarga de registrar, clasificar y analizar las transacciones financieras de una empresa. Su objetivo principal es brindar información precisa y confiable sobre el desempeño financiero y la posición patrimonial de la organización. La contabilidad sigue principios y normas contables establecidos, como los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA) o las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), según corresponda.

¿Y el control de gestión?

Por otro lado, el control de gestión se centra en el proceso de planificación, control y evaluación del desempeño de la empresa. Su objetivo es asegurar que los recursos se utilicen de manera eficiente y efectiva para lograr los objetivos estratégicos y operativos de la organización. El control de gestión implica la medición y monitoreo del desempeño financiero y no financiero, el establecimiento de indicadores clave de rendimiento (KPIs) y el análisis de desviaciones entre los resultados reales y los objetivos establecidos.

¿Qué vínculo existe entre el control de gestión y la contabilidad?

La relación entre el control de gestión y la contabilidad es bidireccional y se basa en la necesidad de información financiera precisa y relevante para la toma de decisiones gerenciales.

Informes financieros

En primer lugar, la contabilidad proporciona información financiera relevante para el control de gestión. Los informes financieros, como el estado de resultados, el balance general y el estado de flujo de efectivo, son utilizados por el control de gestión para evaluar el desempeño financiero de la empresa y tomar decisiones informadas. Estos informes contables brindan una visión integral de los resultados financieros y permiten identificar áreas de mejora o fortaleza en la gestión empresarial.

Datos históricos

Además, la contabilidad proporciona datos históricos sobre el desempeño financiero pasado de la empresa. Estos datos históricos son útiles en el control de gestión para establecer metas y objetivos futuros, así como para comparar el desempeño actual con el desempeño pasado. La información contable permite a los gerentes evaluar la eficiencia de los procesos, identificar tendencias y patrones, y tomar decisiones basadas en datos concretos.

¿De qué manera influye el control de gestión en la contabilidad de una organización?

Por otro lado, el control de gestión puede influir en la contabilidad de una empresa. El control de gestión incluye la gestión de costos, que implica la asignación y control de los costos en la organización. Esta información es fundamental para la contabilidad de costos, que se encarga de determinar el costo de los productos o servicios ofrecidos por la empresa. El control de gestión proporciona datos sobre los costos y permite evaluar la rentabilidad de los productos, segmentos de negocio o proyectos específicos. Esta información es crucial para tomar decisiones relacionadas con la fijación de precios, la rentabilidad y la asignación de recursos.

Asimismo, el control de gestión puede influir en la forma en que se diseñan y presentan los informes contables. Los gerentes requieren información relevante, oportuna y comprensible para evaluar el desempeño y tomar decisiones rápidas. El control de gestión puede colaborar con el departamento de contabilidad para establecer métricas y formatos de informes que brinden una visión clara del desempeño, adaptada a las necesidades específicas de la empresa y de los diferentes niveles de gestión.

En conclusión, el control de gestión y la contabilidad están intrínsecamente relacionados en el contexto de una empresa. Ambas funciones se complementan y trabajan en conjunto para proporcionar información financiera precisa y relevante para la toma de decisiones gerenciales. La contabilidad brinda información histórica y detallada sobre el desempeño financiero pasado, mientras que el control de gestión se enfoca en la planificación, monitoreo y evaluación del desempeño actual y futuro de la empresa. La colaboración efectiva entre estas dos áreas permite una gestión más informada y estratégica, impulsando el éxito y la rentabilidad de la organización.

Y si quiere saber más o implementar un control de gestión en su empresa para tener mejor información de su negocio en SOCO FINANCE HUB estamos a su disposición.


¿Hablamos?

Si su negocio requiere talento financiero,
solicite más información.

(+34) 91 005 12 25 o escríbanos un email a hola@socofinancehub.com

© 2024 – SOCO Finance HUB