Preparación de la auditoria interna en una empresa

La preparación de una auditoría interna es esencial para garantizar que una empresa esté en control de sus procesos financieros, identificar posibles riesgos y mejorar la eficiencia operativa. Aquí os presentamos una guía paso a paso para llevar a cabo una auditoría interna efectiva:

1. Definir Objetivos y Alcance:

Antes de comenzar, establece claramente los objetivos y el alcance de la auditoría interna. ¿Qué aspectos de la empresa se evaluarán? ¿Cuáles son los objetivos específicos de la auditoría?

2. Crear un Equipo de Auditoría Interna:

Forma un equipo de auditores internos con las habilidades y conocimientos necesarios. Este equipo debe tener una comprensión profunda de los procesos financieros y operativos de la empresa. 

Para una PYME No es necesario que sea un equipo exclusivo, se puede asignar tiempos y procedimientos de un equipo multidisciplinar.

3. Revisar Documentación y Políticas:

Examinar la documentación financiera existente y las políticas internas. Asegúrate de que estén actualizadas y en conformidad con las normativas contables y legales vigentes. 

Si no hay políticas y procedimientos establecidos es el momento de hacerlo o de formalizar y detallar los usos y costumbres de la empresa.

4. Identificar Áreas de Riesgo:

Analiza los procesos críticos de la empresa y determina las áreas de mayor riesgo. Esto podría incluir la gestión de efectivo, la contabilidad de costos, o cualquier área que presente desafíos potenciales.

Puede ser un buen momento para empezar a diseñar un proyecto de dirección que incluya la gestión por riesgos empresariales

5. Revisar Controles Internos:

Evalúa la efectividad de los controles internos existentes. Identifica posibles debilidades y toma medidas para fortalecerlos. La auditoría interna también puede proponer mejoras en los procesos operativos.

6. Realizar Muestreos y Pruebas:

Selecciona muestras representativas de transacciones y realiza pruebas para asegurar que los procedimientos contables se están siguiendo adecuadamente. Esto incluye la reconciliación de cuentas y la verificación de documentos respaldatorios.

7. Evaluar Cumplimiento Normativo:

Asegúrate de que la empresa cumple con todas las normativas contables, fiscales y legales aplicables. Identifica posibles áreas de no conformidad y trabaja para corregirlas.

De la misma manera se debe hacer con las normativa de operativa interna.

8. Revisar Transacciones Significativas:

Examina detenidamente las transacciones significativas. Esto puede incluir fusiones y adquisiciones, contratos importantes o cualquier transacción que tenga un impacto significativo en los estados financieros.

9. Documentar Procedimientos y Resultados:

Documenta todos los procedimientos llevados a cabo durante la auditoría interna y los resultados obtenidos. Esta documentación servirá como referencia para futuras auditorías y también como una herramienta de mejora continua.

10. Comunicación con la Alta Dirección:

Mantén una comunicación abierta con la alta dirección de la empresa. Informa sobre el progreso de la auditoría interna, cualquier hallazgo significativo y las recomendaciones para mejoras.

11. Implementar Acciones Correctivas:

Si se identifican problemas o áreas de mejora, trabaja en colaboración con los departamentos correspondientes para implementar acciones correctivas. Establece un plan de acción claro y realiza un seguimiento de su ejecución.

12. Formación Continua del Personal:

Proporciona capacitación continua al personal para mantenerlos actualizados sobre las políticas y procedimientos. La formación constante ayuda a prevenir errores y mejora la conciencia sobre la importancia del cumplimiento normativo.

13. Preparar Informe de Auditoría Interna:

Elabora un informe detallado que incluya los hallazgos de la auditoría interna, las acciones correctivas tomadas y las recomendaciones para mejorar los procesos. Este informe debe ser claro y comprensible para la alta dirección.

14. Revisar y Mejorar Continuamente:

Después de la auditoría interna, realiza una revisión crítica de todo el proceso. Identifica cualquier área que pueda mejorarse y ajusta los procedimientos en consecuencia.

La preparación de una auditoría interna es una inversión en la salud financiera y operativa de la empresa. Al seguir estos pasos, la organización no solo cumple con las normativas, sino que también mejora la eficiencia y la transparencia en sus operaciones, contribuyendo a un entorno empresarial más sólido y sostenible.

En SOCO FIN HUB estamos a tu disposición para preparar un sistema de control y auditoria interna adaptada a las necesidades de tu empresa.


¿Hablamos?

Si su negocio requiere talento financiero,
solicite más información.

(+34) 91 005 12 25 o escríbanos un email a hola@socofinancehub.com

© 2024 – SOCO Finance HUB